Notas del día

Erika Rapp Soto repudia postura del Gobierno del Estado y la Sección 22

*Condena que los niños oaxaqueños sean rehenes de grupos políticos y la educación este secuestrada.-La dirigente de la Sección 59 del SNTE, Erika Rapp Soto condenó la postura asumida por integrantes la Comisión Tripartita del Gobierno del Estado y la Sección 22, quienes anunciaron el cierre de los módulos y la recuperación de escuelas.
Por:  Jesús OLMEDO
Asimismo lamentó que el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) se preste a los chantajes del “magisterio de democrático” para perseguir  a los profesores que si trabajan y que cumplen con los 200 días que marca el calendario escolar.
Sobre las escuelas que se presume serán recuperadas en los próximos días, Rapp Soto responsabilizó al gobernador Gabino Cué Monteagudo de la violencia que se pueda generar en las comunidades, “porque sabemos que hay pueblos agraviados y padres de familia resentidos con los daños a la educación que han ocasionado los paros y protestas de la Sección 22”.
“No puede ser posible que se nos quiera desaparecer por cuestiones políticas entre el Gobierno y la Sección 22, nosotros a diferencia de los compañeros mayoritarios si nos capacitamos, vamos a diplomados y talleres para mejor la calidad educativa. Lamentamos que el IEEPO en respuesta a nuestro buen desempeño en las aulas ahora nos quiera golpear”, subrayó.
La dirigente magisterial recordó que este tipo de posturas radicales de la Sección 22 ha dejado violencia en las comunidades de Santa Cruz Xitla, San Pablo Villa de Mitla, Santa María Coyotepec, San Pedro Jicayan, Tuxtepec, Santa María El Tule,  entre otras.
“Nosotros no le apostamos a la violencia y condenamos la provocación que está haciendo esta Comisión Tripartita del Gobierno del Estado y la Sección 22; nosotros lo que pedimos es que nos dejen trabajar y nosotros nos encargaremos de dar resultados en las aulas”, mencionó.
Agregó que la Sección 59 del SNTE tiene presencia en 380 escuelas con clave y 120 módulos en proceso de regulación, además de una base de laboral de 5 mil maestros que atienden a 35 mil alumnos en Oaxaca.  “Los niños no pueden ser rehenes de los grupos ni intereses políticos, tampoco puede tener secuestrada la educación”.

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario