Cultura, Opinión

Hoy nacionalmente se celebra el “Día del Maestro”

Honor a quien honor merece, hoy justamente a nivel nacional se celebra el “Día del Maestro”, gracias a ellos somos lo que somos, fueron los que nos enseñaron las primeras letras con dedicación y entusiasmo, nos educaron, nos guiaron para poder ser lo que ahora somos, pero realmente me refiero a los maestros de antes, a esos hombres y mujeres que sin importarles las inclemencias del tiempo, dejando a sus familias, se fueron a impartir sus clases a las comunidades más alejadas del territorio oaxaqueño, atravesando montañas, cruzando ríos y veredas, caminado cientos de kilómetros para poder llevar una educación justa a las y los niños de esas comunidades.

 

Por: Idolina Herrera López

 

Estas líneas se las dedico a mis padres quienes fueron realmente grandes maestros, formando generaciones y generaciones de los que quizás ahora son grandes profesionistas apoyando actualmente a la sociedad oaxaqueña. Me refiero a mi padre y un gran maestro y un gran líder, el profesor Jacobo Herrera Salazar (+) y a la profesora Carmen López Mendoza (+), quienes lamentablemente ya no están con nosotros.

Pero gracias a ellos que nos dieron el amor, el cariño, el respeto y una gran formación, inculcándonos los grandes valores universales, a los 10 hermanos, somos lo que somos, profesionistas de corazón, cada uno en su ramo, hermanos muy unidos que siempre estamos en las buenas y en las malas, llevando siempre presente la educación, el respeto y la solidaridad que nos enseñaron y nos transmitieron nuestros padres.

A muchos no les va a parecer, lo que voy a decir. Pero gracias a mi padre Jacobo Herrera Salazar, los maestros de los años 40, 50, 60 y 70 tuvieron muchas canogías, la construcción del edificio de la Sección 22 del SNTE de la Calle de Armenta y López, el Hotel del Magisterio del Barrio del ExMarquezado, el Hotel del Magisterio de Puerto Escondido, entre otras cosas, Pero sobre todo gracias a él el magisterio estaba más unido, no había paros, ni plantones, las y los maestros trabajaban como debe de ser desquitando su salario. Todo eso se perdió por los actuales líderes que tiene el magisterio.

Antes los maestros eran muy respetables en las diferentes comunidades, eran apostolados de la educación, ahora ya no lo son, en las fiestas patronales de los pueblos les pedían consejos y los tomaban en cuenta para todo, todo eso se ha ido perdiendo, con tantos paros y plantones quien sabe que vaya a pasar con la educación de Oaxaca.

Yo reconozco a los grandes maestros, a los verdaderos maestros, que siempre han trabajado por dar una mejor educación de calidad a los niños y jóvenes de Oaxaca, a ellos si les hago un justo reconocimiento en este día 15 de Mayo “Día del Maestro”, felicidades a los grandes maestros y verdaderos maestros de Oaxaca.

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario