Comunicados

Emite Defensoría alerta temprana por el caso de las centrales eólicas en Unión Hidalgo

*Pide organismo garantizar seguridad de habitantes ante posible enfrentamiento. *Insta a resolver conflicto por la vía del diálogo y en forma pacífica. *Riesgo de que conflicto cause daños de difícil o imposible reparación.

 

La Defensoría de los Derechos Humanos de Pueblo de Oaxaca emitió el 7 de junio último una alerta temprana por el caso de las centrales eólicas en Unión Hidalgo, dirigida a los titulares del gobierno del estado, de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Poder Ejecutivo estatal y del Ayuntamiento de Unión Hidalgo, Juchitán.

 

La alerta temprana, explicó la Defensoría, fue emitida ante el riesgo de violaciones a derechos humanos de imposible reparación a los integrantes del Comité de Resistencia ante el Proyecto Eólico de Unión Hidalgo, pues la instancia defensora advierte que hay un temor fundado de enfrentamientos y agresiones entre los grupos en pugna por la pretensión de implementar la central eólica “Guuna Sicarú”, que pueden trascender a otros pobladores.

 

La Defensoría recordó que tramita el cuaderno de antecedentes número DDHPO/CA/004/RIJ/(10)/OAX/2011 y sus acumulados (DDHPO819/RIJ/(10)/OAX/2011, DDHPO/CA/0106/(10)/OAX/2013 y DDHPO/CA/016/RIX/(10)/OAX/2016), dentro del cual ha documentado diversas quejas por diversos actos de agresión cometidos por la empresa DEMEX S. A. de C. V. en contra de quienes integran el Comité de Resistencia ante el Proyecto Eólico de Unión Hidalgo, debido a su trabajo como defensores del territorio.

 

El organismo defensor detalló que el Comité de Resistencia de Unión Hidalgo acompaña a los propietarios de los terrenos dentro de los cuales pretenden instalar la central eólica “Guuna Sicarú”, pues están inconformes con el proceso por medio del cual la empresa pretende consiguió el permiso para operar en sus terrenos.

 

Esta situación –añadió la Defensoría– podría generar una probable ruptura del tejido social, dado el contexto del conflicto y la polarización al interior de la población, ocasionada por la actuación y convivencia de autoridades y agentes no estatales en el impulso al proyecto de la central eólica; esto se aúna a la inconformidad por el procedimiento de consulta, y tampoco debe perderse de vista que la comunidad continúa en un proceso de reconstrucción derivado de los sismos antes citados.

 

La Defensoría indicó que, debido a la polarización social, solicitó a la Secretaría de Seguridad Pública estatal que implemente acciones como recorridos de seguridad y vigilancia en la población de Unión Hidalgo, a fin de salvaguardar la vida e integridad física de los integrantes del Comité de Resistencia ante el Proyecto Eólico de Unión Hidalgo, así como de los habitantes en general de dicha comunidad, pues lo descrito en los párrafos que anteceden evidencia la situación de peligro e inseguridad que prevalece en la zona,

 

Asimismo, dentro de la Alerta Temprana, la Defensoría solicitó al titular del Poder Ejecutivo estatal que instruya a las dependencias que han participado en las reuniones de trabajo que versan sobre la implementación de la multicitada central eólica, entre ellas, la Secretaría General de Gobierno, la Secretaría de Asuntos Indígenas, la Secretaría de Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable, la Coordinación para la Atención de Derechos Humanos del Poder Ejecutivo del estado, entre otras, para que implementen mecanismos eficaces para salvaguardar los derechos humanos de los habitantes de Unión Hidalgo.

 

La Defensoría detalló que la alerta temprana solicita en forma específica se salvaguarden los derechos humanos de las personas integrantes del Comité de Resistencia ante el Proyecto Eólico de Unión Hidalgo, especialmente sus derecho a la información, los derechos de las personas y pueblos indígenas y de las comunidades originarias, y el derecho a un ambiente sano.

 

La institución autónoma solicitó a la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Poder Ejecutivo estatal que realice las acciones pertinentes para la atención integral del asunto planteado en el presente documento.

 

Mientras que al presidente municipal del ayuntamiento de Unión Hidalgo le requirió que, conforme a lo dispuesto por Ley de los Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Oaxaca, y por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales, promueva, respete, proteja y garantice los derechos humanos de los habitantes de ese ayuntamiento como un pueblo y comunidad indígena.

 

Además, la Defensoría pidió que coadyuve para que los conflictos se resuelvan por medio del dialogo, propugnado para la convivencia armónica y las paz social entre los habitantes de esa población y evitando con ello el rompimiento del tejido social en ese municipio.

 

La Defensoría explicó que es pertinente hacer un llamado para que en Unión Hidalgo se analice el entorno social, el contexto indígena, y se respeten, protejan y garanticen los derechos humanos en términos de lo dispuesto por el tercer párrafo del artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

* * *

 

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario