Opinión

El Despeñadero: Fiestas de la Guelaguetza… ¿y la comida no representa un problema de salud pública?

La mañana de este domingo se registró un incidente que involucra el pan que se suministra en las cafeterías ubicadas en el kiosco del zócalo de la ciudad de Oaxaca, con el cual se elaboran una variedad de tortas.

 

Por: Armando Escándalos.

 

Resulta que el distribuidor de pan o uno de los distribuidores accidentalmente dejó caer tres cajas con ese producto y lejos de retirarlos,  levantó  la mercancía del suelo y posteriormente fueron  entregados en las cafeterías ubicadas en la parte baja del kiosco del zócalo.

Las imágenes de ese incidente se hicieron virales en las redes sociales y provocaron una diversidad de comentarios; la principal preocupación de la ciudadanía tiene que ver con el  manejo de los alimentos que se están vendiendo en pleno centro de la ciudad de Oaxaca.

Y habré la duda de la calidad y salubridad de los alimentos que se expenden en el centenar de puestos de tacos, tlayudas y hamburguesas ambulantes que están distribuidos en las calles del Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

Estamos en periodo de vacaciones y en pleno inicio de las fiestas de Guelaguetza 2018, se espera el arribo de miles de turistas y de no haber atención oportuna y responsable  de las autoridades, Oaxaca podría enfrentar un problema de salud pública.

El pan para elaborar las tortas en el kiosco se presume que fue contaminado con tierra, excremento de aves y roedores que deambulan en el zócalo, y con orines de las personas alcohólicas que por la noche pernoctan cerca de ese lugar.

Para el manejo de alimentos en México existe la Norma Oficial Mexicana Nom-251-SSA1-2009, que hace referencia sobre las prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.

El objetivo y campo de aplicación de esta Norma Oficial Mexicana establece los requisitos mínimos de buenas prácticas de higiene que deben observarse en el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios y sus materias primas a fin de evitar su contaminación a lo largo de su proceso.

Existen dudas si las autoridades competentes como el Municipio de Oaxaca de Juárez, la Secretaría de Salud del Gobierno de Oaxaca, entre otras instancias, están al pendiente de la regulación y normas para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos  con el fin de evitar riesgos a la salud de los consumidores.

Y no solo nos referimos a los restaurantes, cafeterías, fondas y bares que manejan alimentos y que se supone cuentan con un permiso de salubridad, sino también la preocupación es por los puestos de comida ambulante que existen en toda la ciudad de Oaxaca, que podrían poner en riesgo a los visitantes como a los propios oaxaqueños.

Este problema se repite en cada uno de los municipios, agencias, colonias y fraccionamientos a lo largo y ancho del territorio oaxaqueño, donde es común que las personas elaboren alimentos para su venta y con esto ayuden en la economía del hogar.

Aclaró que no se trata de satanizar el tema del manejo y elaboración de alimentos  en establecimientos formales, puestos informales o en la vía pública, pero sí de hacer un llamado a las autoridades para que garanticen la seguridad de los consumidores y también a los empresarios o a las personas que por cuenta propia elaboran comida para que sean responsables y elaboren productos con higiene.

En realidad este artículo lo hice  por la incertidumbre en aquellas personas preocupadas por  la calidad y salubridad de los alimentos que estamos consumiendo en la calle, establecimientos formales o informales, ya que  se desconoce los cuidados en su elaboración y la calidad de la materia prima utilizada.

También nos preguntamos ¿qué están haciendo las autoridades para garantizar la salud de los consumidores?; porque es evidente que estamos ante un problema grave de salud pública en Oaxaca.

 

 

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario