Notas del día

El gran negocio, los desplazados triquis de San Juan Copala.

*Braulio Hernández acusado de malversar 4.5mdp. *Reina Martínez malversó recursos para instalar su propia tortillería.  *Lorena Merino protege a su pareja sentimental acusado de trata de personas.

 

Por: Jesús Isaac OLMEDO.

 

Indígenas de la etnia Triqui, que en el año 2007 fueron expulsados de la comunidad de San Juan Copala, municipio de Santiago Juxtlahuaca, denunciaron públicamente a su representante Braulio Hernández de haberse quedado con los recursos que el Gobierno les entrega cada año,  la cantidad supera los 4.5 millones de pesos.

En conferencia de prensa, el grupo de mujeres ataviadas con su ropa típica, desconocieron a Braulio Hernández como su representante y exigieron al Gobierno del Estado que suspenda la entrega de apoyos que este personaje recibía a nombre de los desplazados.

Detallaron que desde el año 2016, Braulio Hernández se ha quedado con el dinero que debería entregarse a 26 personas, entre los beneficiarios: niños, mujeres y adultos mayores.

Las afectadas explicaron que cada mes su ex representante  Braulio Hernández recibía despensas y dinero en efectivo, recursos que no llegaban a los beneficiarios de la medida cautelar MC/197/10  otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

*Reina Flores desvió recursos de la CDI para instalar su tortillería.

En su momento, otra de las líderes, Reina Martínez Flores, también fue desconocida y acusada de haber robado recursos de sus paisanos, la cantidad que se le comprobó fue de 500 mil pesos, dinero que habría recibido de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Presuntamente ese dinero fue utilizado por Reina Martínez para convertirse en micro empresaria e instalar su propia tortillería en el municipio de Santiago Juxtlahuaca.

Pero también se le señaló de quedarse con despensas y terrenos que serían para las familias desplazadas, motivo por el cual, Reina Martínez fue expulsada con un grupo de seguidores.

 

*Lorena Merino otro caso de corrupción de los triquis y protege a tratante de personas.

El otro caso de corrupción tiene que ver con Lorena Merino Martínez, quien ha sido señalada como una vividora, ya que al representar apenas 10 desplazados (la mayoría son sus propios familiares) recibe del Gobierno del Estado 1 millón 371 mil pesos al año.

Además le otorgan 480 despensas por año; apoyo por insumos personales; pago de la renta del albergue, ubicado en la Colonia América  Sur y de un local comercial, ubicado en la calle de Morelos, en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

No conforme con esto, Lorena Merino exige más recursos, programas sociales, proyectos productivos,  terrenos y la construcción de casas para sus representados.

Lo grave de esto, es que la pareja sentimental de Lorena Merino, Basilio Ramírez García fue denunciado por el delito de trata de personas en agravio de una menor de edad de su propio grupo étnico; la averiguación previa es 1020/V.I./2013 y hasta la fecha no hay acción de la justicia.

-00-

 

 

 

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario