Turismo

Miles de católicos visitan el Santuario de la Virgen de Juquila

*Diariamente llegan peregrinos de diferentes lugares de la República Mexicana. *La fe es tan grande hacia esta Virgen.

 

Por: Idolina Herrera López

 

La fe mueve montañas prueba es la visita que hacen peregrinos de diferentes lugares de la República Mexicana hacia el Santuario de la Virgen de Juquila, recorriendo la Ruta de la Fe, no importándoles las inclemencias del tiempo, ni los kilómetros que recorren, ni el cansancio que llevan, lo único que quieren es ver a la Santísima Virgen de Cerca, para darle gracias por los milagros y favores que recibieron durante el año 2018.

La devoción a la Virgen de Juquila es tan grande, que durante el año recibe a miles de feligreses que llegan tanto de Oaxaca como de  otros lugares de México e incluso del extranjero que llegan a conocerla, saber de su historia y de los milagros que ha hecho desde que apareció en Amialtepec , población de la región chatina.

Fue el 30 de junio de 1719 que el padre Manuel Cayetano y Casaus de Acuña, solicitó la autorización del Obispo Fray Ángel Maldonado para trasladar la imagen de la Virgen de Amaialtepec a Juquila yendo todos los fieles descalzos en ese camino lleno de piedritas y abrojos, como penitencia, deteniéndose en donde hoy está “El Pedimento”, a celebrar la Santa Misa, haciendo un acto lleno de fe, esperanza y amor para pedirle a la Madre de Dios que se quedara en la Cabecera Parroquial y fue hasta entonces que una vez colocada su efigie en Juquila, ya no desapareció para regresarse a Amialtepec.

El 9 de febrero de 2014 en un comunicado el Monseñor  José Luis Chávez Botello, Arzobispo de Oaxaca dio a conocer una noticia a la grey católica que de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos el Papa Francisco dio la autorización de la Coronación Pontificia de la venerada imagen de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de Juquila. Este hecho constituyó el reconocimiento pontificio de la devoción y amor que le brindamos a esta advocación Mariana aquí en Oaxaca.

Fue el miércoles 8 de octubre de 2014, después de ocho meses de preparación material y espiritual  fue coronada la Santísima Virgen de Juquila, por el representante del Papa, el Nuncio Apostólico Mons. Cristophe Pierre, “quien nos invitó a vivir profundamente los valores del Evangelio para cambiar las cosas que van mal “ y a mantenernos “firmes en la fe y en una caridad creciente, para que siendo fieles como María Santísima, también compartamos con ella la Victoria de su hijo y consigamos la corona de gloria que no se marchita”.

En tanto el Arzobispo José Luis Chávez Botello, colocó a la Imagen Mariana una aureola y dio una catequesis sobre los nuevos signos que la acompañan, los cuales destacan su realeza y dignidad como Madre de Dios y Madre nuestra remarcan el sentido de su Inmaculada Concepción, su cercanía con nuestra cultura indígena y su papel escatológico . Durante los meses de preparación el Arzobispo pidió que “desde la fe contribuyamos a la paz de nuestra sociedad, pues la corona más agradable a la Santísima Virgen es vernos caminar hacia Dios y unidos como hermanos”.

No perdamos de vista que lo más trascendente de esta Coronación fue el ámbito espiritual, eso es lo que más engalana a nuestra Madre Celestial, vernos como hermanos para construir el Reino de Dios, es decir lograr que la Paz, la reconciliación, la justicia, la libertad y el amor reinen en nuestra sociedad de Oaxaca.

Precisamente el 8 de Diciembre todos los oaxaqueños rendimos culto a Nuestra Virgen de Juquila, llevándola siempre en nuestro corazón.

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario