Comunicados

APO, en reunión de fin de año, aborda errores de la Vocería del gobierno

Periodistas socios de la APO abordaron la opacidad con que manejan los recursos de Comunicación Social del gobierno de Oaxaca. Este 2018 ejerció, de acuerdo al presupuesto de egresos, 268 millones 899 mil pesos. No hay informes de cómo, en qué y dónde lo ejerció. No obstante, para 2019 están solicitando al Congreso local más de 275 millones. Son recursos presupuestados para Comunicación oficial, que se escamotean a medios oaxaqueños y de los que no se rinden cuentas.

 

En una comida plena de camaradería Integrantes de la Asociación de Periodistas de Oaxaca, A. C. (APO) realizaron su reunión de fin de año. Los periodistas acudieron desde las 14 horas hasta entrada la noche, algunos antes de sus labores, otros después. Era el mismo día que arribó a Oaxaca el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Los socios de la APO compartieron el pan y la sal y brindaron por un mejor año de trabajo y capacitación del gremio. Cabe resaltar que en el transcurso del año la actual directiva formada por Idolina Herrera, Cuauhtémoc Blas y Antonio Hernández, realizó unas 30 actividades, entre ellos dos congresos de periodistas, conferencias, mesas redondas, foros y está en curso el Diplomado en Actualización Periodística “Ricardo Flores Magón”.

También se inauguró en el mes de junio la Plazuela de la Libertad de Expresión, atrás de la Casa de la Cultura, con el busto del legendario periodista oaxaqueño combatiente contra la dictadura de Porfirio Díaz con su periódico “Regeneración”, Ricardo Flores Magón. Lo anterior fue posible por la aprobación del cabildo del municipio de Oaxaca; el busto fue donado por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

Previo a la celebración de fin de año se reunieron miembros del Consejo Directivo para tratar problemas importantes que afrontan tanto la APO y sus miembros como los periodistas en general. Lo cual se decidió dar a conocer en sus conclusiones principales.

1.- Urge transparencia de los recursos públicos ejercidos por la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería del Gobierno del Estado de Oaxaca. Este 2018 ejerció, de acuerdo al presupuesto de egresos, 268 millones 899 mil 042 pesos. No hay informes de cómo, en qué y dónde lo ejerció. Sin embargo, para el ejercicio 2019 en el nuevo presupuesto presentado al Congreso local solicitan un notable incremento, 275 millones 574 mil 615.63 pesos.

Contrario a otras dependencias que el Segundo Informe de Gobierno desglosa el ejercicio de sus presupuestos, de esa Coordinación no hay más que una alusión de que el gobierno “mereció cinco nominaciones por los

trabajos de comunicación por parte de Campaigns & Elecctions, prestigiosa revista en español sobre estrategia electoral, marketing y comunicación política…” Actividades realizadas en internet.

2.- Con el informe de gobierno se da por hecho que los recursos de las dependencias han sido ejercidos, pero medios de comunicación de Oaxaca, periódicos, revistas y portales de internet aún no reciben sus pagos de publicidades realizadas desde mediados de este año. De igual manera nos preguntamos, cómo se gastó ese recurso pues nunca como en este gobierno la publicidad a la mayoría de los medios se ha reducido, es decir nunca se había derramado menos dinero en el área, al menos dentro de la entidad. Instituyó esa Vocería un método llamado “Campañas”, con lo cual sólo contrata a la mayoría una o dos publicidades al año. Y se tarda medio año en pagar.

Pareciera que la intención fuera ahogar a los medios, sobre todo a los críticos, periódicos, revistas y portales de internet están desapareciendo, con la consecuente afectación por el desempleo. Es necesario que la LXIV Legislatura de Oaxaca revise los gastos de este rubro, habida cuenta de la evidente opacidad y de que piden un aumento sustancial en su presupuesto. Por nuestro lado, hacemos lo propio a través de los órganos institucionales de transparencia, con lo cual cumplimos con nuestra función como parte de la sociedad civil.

3.- Ante las frecuentes ausencias del titular de esa Vocería, Alfonso Martínez, los encargados de suplirlo tampoco atienden a los compañeros periodistas. Tanto del titular como de sus subordinados el trato es déspota, sobre todo de Gisela Ramírez Hurtado de quien ya son muchas las quejas que tenemos de colegas que cubren los actos del gobernador. Convertida en virtual guardaespaldas, la empleada de la Vocería los agrede y ha llegado a sacar a empellones a compañeros fotógrafos. Exigimos respeto al trabajo de los comunicadores.

Es posible que con la venia de sus superiores, Ramírez Hurtado también se haya dado a la tarea de boicotear las actividades de la APO. Recomendó a jefes de prensa de dependencias no asistir al Diplomado en Actualización Periodística “Ricardo Flores Magón” que desarrolla la APO, diciéndoles que en enero les ofrecerán una “cátedra” gratuitamente. Hace lo mismo con quienes tiene en su “nómina secreta”, dinámica que también fue señalada de desplegar en su anterior desempeño en el Congreso del Estado. No será extraño que igual que entonces, ahora también salgan desplegados en defensa de la comunicadora oficial.

Finalmente, conviene destacar que no “pedimos dinero del gobierno”, como se dice a veces, recursos que, por cierto, no son del gobierno ni de los funcionarios sino del pueblo, pedimos que se ejerza bien lo presupuestado para Comunicación Social oficial, mismos que se escamotean a medios oaxaqueños y de los que no se rinden cuentas. Nuestro compromiso sigue siendo buscar dar voz a quién no la tiene, ser objetivos y críticos, para así contribuir a la democracia y  desarrollo de nuestro estado  de Oaxaca.

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario