Cultura

6 de enero Día de los Reyes Magos

Nacido Jesús en Belén de Judea en los días del rey Herodes, llegaron de Oriente a Jerusalén unos magos y preguntaron: ¡Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?” Porque hemos visto una estrella en Oriente y venimos a adorarlo”.

 

Por: Idolina Herrera López

 

Cuando se enteró el rey Herodes, convocó a todos los jefes de los sacerdotes y a los escribas del pueblo y les preguntó dónde había nacido el Cristo; “en Belén de Judea”, contestaron. En seguida Herodes llamó a los magos, informándose cuidadosamente del tiempo de la aparición de la estrella y les dijo:

Id e informarme sobre ese Niño, y cuando lo hallen, avísenme para que yo también vaya a adorarlo. Con este encargo se pusieron en camino y la estrella iba delante de ellos, hasta que se detuvo encima del lugar donde estaba el Niño. Entraron y lo vieron con María; de hinojos lo adornaron y abriendo los cofres en que traían sus tesoros le ofrecieron presentes de oro, incienso y mirra. Luego, advertidos en sueños por Dios de que no volvieran con Herodes, regresaron a sus tierras por otros caminos.

Por eso el Día 6 de Enero se celebra la llegada de los Reyes Magos al establo donde nació Jesucristo llevándole regalos. Este día lo recordamos los católicos haciendo también regalos a nuestros hijos y nietos. Desde la edad media y principalmente en Francia, se empezó a conmemorar tal acontecimiento celebrando con un acto inspirado en el Ecleciastés , el motivo para consagrar a un Rey de las fiestas, reuniendo en la noche a familiares y amigos alrededor de una rosca de pan de dulce en la que habían escondido una haba como símbolo del cuerpo de Jesús que con sus padres fue a Egipto huyendo de la persecución de Herodes.

La costumbre llegó a México y encontró campo propicio para enraizarse. La rosca está hecha de una masa de harina esponjada con levadura, huevos, azúcar, sal, raspadura de corteza de naranja, anís y mantequilla. En las pasta se mete una muñequito que es la sustitución de la haba que se escondía en los primeros tiempos, se adorna por encima con azúcar y tiras de fruta en dulce.

La rosca se reparte y a la persona favorecida con el muñequito se le considera como el rey de la fiesta, quien queda obligado a ofrecer una tamalada acompañada de chocolate el día 2 de febrero “Día de la Candelaria”.

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario