Opinión

Política en 90: Participación femenina y sistemas normativos indígenas.

A pesar de que las mujeres llevan más de 6 décadas votando en México y de que actualmente se vela por el principio de la paridad, el panorama de la participación femenina en los sistemas normativos indígenas sigue siendo limitado debido a las enraizadas resistencias.

 

Por: Jorge Oropeza*

 

Por lo anterior, se debe intervenir en tres momentos claves para avanzar en municipios y agencias en donde puede más el machismo envuelto en usos y costumbres que la legalidad y la inclusión.

 

Primero que nada se debe sensibilizar institucionalmente al pueblo, empezando por los hombres. Es decir, se tiene que preparar el escenario para que, paulatinamente y sin confrontar, se promueva la integración de las mujeres en las actividades políticas de la comunidad con un acompañamiento permanente de las instancias públicas con esas competencias, incluyendo programas educativos, acercando la lengua materna a la información, creando manuales e implementando talleres.

 

Asimismo, el segundo momento es construir reglas paritarias sin trastocar los mecanismos propios de usos y costumbres. En otras palabras, no romper esquemas, sino a estos últimos ya existentes integrar la participación de las mujeres. Las instituciones deben acompañar esta reingeniería interna que concluirá en la asamblea con una elección.

 

El tercer muy importante momento es el posterior a la asamblea, en caso de haber sido electa una mujer en una comunidad en la cual no se veía este fenómeno. Es precisamente ahí en donde se tiene que empoderar la gestión de las mismas. Y es que ya en el Gobierno se debe acompañar a la autoridad femenina en sus gestiones para garantizar los resultados que construyan confianza de género en la colectividad.

 

Sin duda, hay comunidades que han avanzado como Guevea de Humboldt, San Vicente Lachixío y Santiago Lolapa en Oaxaca. Aquí, recientemente se ha realizado el trabajo para incorporar la participación femenina y la paridad. Sin embargo, también existen casos como los trascendidos en Santa María Quiegolani y en la Agencia Donají de la capital oaxaqueña en donde con simulaciones se transgreden los derechos político-electorales de las mujeres.

 

*Presidente del Colegio de Profesionistas Compartir Conocimiento A.C.

 

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario