Municipios

Exigen transparencia de los recursos recabados por alcoholímetro en Santa Lucia del Camino.

*El edil Dante Montaño suspendió su informe de “100 días de gobierno” al no tener nada que destacar.

 

Por: Jesús Isaac OLMEDO.

 

Han pasado 100 días que inició el gobierno de Dante Montaño, fueron grandes las expectativas generadas por este personaje y la supuesta 4 Transformación, sin embargo, las cosas no han cambiado en el municipio de Santa Lucia del Camino.

 

Al igual que cuando gobernaban presidentes municipales emanados del PRI o PRD, en este municipio todo sigue igual, ya que todos los días se habla de los escándalos del edil y su cabildo, actos de corrupción, falta de transparencia, inseguridad, abuso de autoridad e incremento de los impuestos.

 

Debido a la demagogia y la falta de resultados, el edil Dante Montaño tuvo que suspender su informe de los 100 días de gobierno, pues no hay nada que informar, salvo el incremento de asaltos, la falta de obras, los deficientes servicios, las calles llenas de baches, la detención y maltrato a mujeres por parte de funcionarios muy cercanos a Dante Montaño; incluso al edil se le involucra en un escándalo de faldas ocurrido recientemente en el palacio municipal.

 

Los ciudadanos no tardan en iniciar movilizaciones para que el munícipe informe del destino de los recursos públicos, ya que no hay atención a las demandas de los habitantes; en las sesiones de cabildo solo se mencionan temas irrelevantes y no hay fecha para el inicio de las obras prometidas en campaña.

 

Ante tal abandono de las agencias, colonias y fraccionamientos, la población está al borde del colapso, ya que se sienten decepcionados de quien pregonaba el cambio, pero al final de cuentas resulto ser igual que los presidentes municipales antecesores, quienes solo ocuparon el cargo para enriquecerse y beneficiar a un grupo de familiares y amigos.

 

*Recursos del alcoholímetro debe transparentarse.

 

La ambición del edil Dante Montaño no tiene límites, pues además intensificó los operativos alcoholímetros en las principales vialidades de Santa Lucía del Camino, donde los elementos municipales abusan de sus funciones, golpean y despojan de sus unidades a las personas. Hay evidencias y existen denuncias.

 

Lo preocupante es a donde van a parar los recursos del alcoholímetro, el presidente municipal no tiene como justificar ese dinero que se recaba cada fin de semana y que por cierto, incrementó de forma arbitraria las multas que pasaron de 2 mil 500 pesos a 6 mil pesos por conductor detenido. Además cobran de 3 mil 500 a 7 mil pesos por liberar los vehículos y motocicletas.

 

Todo parece ser un negocio redondo, ya que se habla de un tema de prevención, pero Dante Montaño no es capaz de cerrar los más de 300 antros, cantinas, lupanares y  prostíbulos que operan en el territorio de Santa Lucía del Camino.  Y que por ciento, fue una de las exigencias más recurrentes de los ciudadanos en los foros que realizó en las agencias municipales y colonias luego de haber ganado la elección.

 

Los habitantes no se oponen a los operativos ni alcoholímetros, pero sí demandan que los recursos se transparenten y se apliquen para mejorar la imagen urbana, la seguridad, que se realicen obras y se mejoren los servicios. De lo contrario solo queda en evidencia la ambición y corrupción del edil y sus más allegados.

 

-00-

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario