Notas del día

Intentona golpista contra la Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO)

Un pequeño grupo de ex socios, sancionados por la comisión de Honor y Justicia y de agremiados inactivos, así como un par de fundadores, se han reunido para dar por fin un descarado golpe a la legalidad de la Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO) para tomar el control de ésta.

 

¿A quién molesta la intensa actividad reciente académica y social de la gremial? ¿Quién desea verla como en los años precedentes, inactiva e insustancial? ¿Quién paga las comidas y fiestas que reúne a los aludidos? ¿Quién pagará a los “porros” con los que amenazan tomarán el próximo sábado a medio día las oficinas de la APO? González Ortega 603, Centro Histórico de Oaxaca.

Sin dar ningún argumento y menos alguna prueba de una supuesta errada actividad de un miembro de la Comisión Ejecutiva, y sin usar los canales institucionales y órganos de gobierno de la Asociación Civil, invitan a sus cómplices a una asamblea mañana, desde principio ilegal. Primero porque sólo los integrantes de la mesa directiva, al menos dos de los tres, pueden convocar a asamblea.

Estatutariamente la convocatoria a asambleas ordinarias o extraordinarias es potestad exclusiva del Consejo Ejecutivo, aunque puede haber asamblea extraordinaria cuando cualquier socio lo solicite por escrito a dicho Consejo “y su petición esté apoyada como mínimo por una cuarta parte del total de asociados y que el Consejo Directivo considere justificada la petición”, estipulado en el inciso F, artículo 21 de los estatutos. Otro inciso establece que no hará falta convocatoria cuando “se encuentren reunidos todos los asociados…”

Por lo pronto, la Comisión de Honor y Justicia analiza la conducta de un miembro de la APO de Puerto Escondido, quien para evadir el orden se ha refugiado en un par de fundadores. El argumento para la intentona golpista es que los fundadores de la APO pondrán orden, sólo un fundador ha dado la cara en esta intentona, dos fueron sorprendidos al ser invitados sin decirles el objetivo de una comida, misma que fue difundida desenfadadamente.

Pero los estatutos de la gremial son claros en cuanto a quién puede convocar, y en cuanto a que ser fundador de la Asociación no es legalmente importante, dicho con claridad en el inciso I del artículo 13 de los estatutos: “Los fundadores que constituyen la Asociación sin que ello le dé derecho a beneficio o privilegios especiales”. Además, las acusaciones contra socios o directivos se hacen por los canales instituidos, Comisiones de Vigilancia y de Honor y Justicia, no como ilegalmente pretenden, hacerlo en una asamblea ilegítima.

Un pequeño mercenario de Puerto Escondido se ha instalado en la Ciudad de Oaxaca, desconocido como delegado de la gremial por la mayoría de los socios de la Costa, invita y promueve el golpe a la legalidad de la

Asociación. Llamado a cuentas por la dirigencia, inopinadamente se puso en abierta campaña contra la Asociación. Desobedece los llamados de la Comisiones encargadas del orden, responde que habrá de destituir a uno de los directivos que se “atrevió” a llamarlo al orden.

Desde su ignoto portal http://www.megaradioexpress.com.mx/, que comparte en las redes sociales, el personaje difama e injuria sin recato, afectando la recobrada imagen de la APO; nadie de los socios activos lo secunda, por eso la pregunta, ¿Quién lo financia? ¿Por qué una instancia del gobierno estatal lo proveyó de un automóvil Tsuru Nissan? ¿Quién paga las comidas en restaurantes que evidentemente él no podría pagar? Comidas a las que acuden algunos invitados sin saber el fin, pero a la postre los organizadores difunden que fue en apoyo a la intentona golpista, encomendada a Genaro Aragón, y los sancionados de la APO quienes aprovechan la coyuntura y simplemente usan al primero para su desquite.

Es mentira que haya excesos en la reciente directiva de la Asociación, no ha habido ninguna expulsión, sólo llamadas de atención, reconvenciones a una ex directiva a que entregue el patrimonio de la gremial y un directivo renunció a su cargo y a la Asociación. Honor y Justicia no ha realizado una sola expulsión en este año y tres meses de administración. Lo realizado es la vuelta a la legalidad, la aplicación de los estatutos, adecentar la gremial, defender a los compañeros agredidos o amenazados, defender efectivamente la libertad de expresión. Por supuesto, que quienes han vivido medrando con lo contrario, a las órdenes del poder, están en desacuerdo con lo anterior.

Dejamos claro que, a pesar de lo anterior, no hay divisionismo ni cuestionamientos al interior de la APO, se trata evidentemente de un muy pequeño grupo sin influencia en la Asociación, ex socios o socios inactivos que añoran viejos tiempos de una Asociación inocua, por supuesto, emisarios de alguien. Como en algunos bloqueos de vialidades, sólo cuatro o cinco obstaculizan el andar.

Entre las facultades estatutarias del Consejo Ejecutivo está nombrar comisiones temporales, por lo cual, ante la petición mayoritaria de los agremiados de la Costa, dicho Consejo retira del cargo de delegado en esa región a Genaro Aragón Reyes, por lo que ya no podrá ostentarse así, so pena de incurrir en más ilegalidades.

Podrán imponerse por la fuerza bruta, pero nunca tendrán legitimidad ni legalidad, lo que sí tendrá el actual Consejo directivo hasta el final de su gestión para el que fue electo democráticamente, 2017-2019. No hacen falta edificaciones como trinchera, desde estos medios electrónicos y otros convocaríamos y proseguiríamos con nuestra labor y tareas trazadas. Tenemos en puerta la Tercera Jornada de festejos del 40 aniversario de la APO, con la presentación formal de la publicación testimonial al respecto, así como los detalles de la instalación de la Plazuela de la Libertad de Expresión.

 

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario