Notas del día

La primera línea de código escrita por un Papa

Ciudad del Vaticano.-El Papa Francisco se sumó, junto a tres chicas de distintos lugares del mundo, a la elaboración de una línea de código para una app; se convirtió así en el primer Papa de la historia en programar, a la vez que hizo un llamado a todos los estudiantes del mundo a aprender ciencias de la computación en pos de la paz mundial.

 

Con este acto, organizado por la Fundación Scholas Occurrentes, se dio el lanzamiento de una campaña más amplia a nivel global, “Programando por la paz”, que busca integrar a estudiantes de las comunidades más desfavorecidas y alentarlos a aprender ciencias de la computación, y usar su creatividad para hacer del mundo un lugar mejor.

 

Esta es la breve historia de tres chicas, de tres continentes diferentes, que junto al Papa Francisco, trabajaron para desarrollar una aplicación; una historia sobre el uso de la tecnología para el bien común; una historia que demuestra que la informática puede usarse en favor de la paz.

 

Matilde Fabrega, de 11 años de edad, es una estudiante de Chile. Actualmente está estudiando Ciencias de la Computación en un programa extracurricular en el Colegio Institución Teresiana, en Santiago de Chile. Le encanta diseñar.

 

Nicole Rodriguez, de 13 años, es una estudiante de República Dominicana. En la actualidad estudia Ciencias de la Computación en la Escuela de Liderazgo para  Jóvenes Mujeres de Astoria, en la ciudad de Nueva York.

 

Liuren Yin, de 16 años, es una estudiante de China. Estudia Ciencias de la Computación en la Escuela Secundaria Experimental, adjunta a la Universidad Normal de Beijing, en Beijing.

 

Nicole, Liuren y Matilde pasaron dos días en Roma, del 19 al 20 de marzo, y crearon una sencilla aplicación para mostrar cómo se puede usar la tecnología para ayudar a resolver grandes problemas globales, una tarea alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, de la ONU.

 

Su aplicación en concreto daba a conocer diversos ejemplos, de proyectos,  herramientas y propuestas, con los que la tecnología ha ayudado y puede seguir ayudando a hacer frente a cada uno de los primeros 16 objetivos señalados por la ONU, que cubren temas desde el hambre en el mundo, la limpieza de los océanos y la igualdad de género, entre otros.

 

Las tres chicas ni siquiera hablaban el mismo idioma. Liuren habla chino e inglés, y Nicole habla inglés y español; de tal modo que Nicole contribuyó a traducir el español de Matilde y el inglés de Liuren. Las tres trabajaron juntas para construir versiones en inglés, español y chino de la misma aplicación. En su tiempo libre, Nicole y Matilde también  aprovecharon para enseñar a Liuren frases y números básicos del español.

 

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario